Cómo tener un currículum potente

Crea un currículum potente

Aunque parece algo muy obvio, me gustaría repetiros que vuestro currículum es vuestra carta de presentación para el mundo laboral así que es de vital importancia que dediquéis tiempo para pensar cómo queréis que os vean y, sobre todo, cómo destacar entre los demás candidatos. En un post anterior os conté por qué es importante crearos un portfolio en el caso de que seáis periodistas o fotógrafos, sin embargo, el tema del que voy a hablaros hoy es útil para todos los candidatos, no importa cuál sea su sector.

Voy a empezar por lo más básico: tu dirección de email que pondrás como forma de contacto. Ten en cuenta que quieres que las empresas te vean como un profesional, y no sólo van a fijarse en tu experiencia, sino también en detalles tan nímios como éste. Así que, si tu dirección personal de email es algo así como pepitometalero_69@gmail.com te aconsejo que te crees una más seria para incluir en tu CV. Creedme, a lo largo de estos años, mientras trabajaba en tiendas y tenía que recoger los CVs que nos llegaban, he leído direcciones de email que daban vergüenza ajena (en mi defensa diré que soy muy dada a padecerla). Si te dedicas al periodismo como yo, podrías crearte una cuenta que sea patriciaperez.periodista@gmail.com, por ejemplo. O adaptarla a tu profesión, sea cual sea, pero intentando proyectar una imagen seria.

En la misma sección en la que coloquéis vuestro email os aconsejo que añadáis la dirección de vuestro perfil de Linkedin. Si aún no tenéis una cuenta os recomiendo que lo hagáis cuanto antes porque es la red social más usada en el terreno laboral. En ella subiréis vuestro CV y podréis conectaros con otras personas de tu mismo sector, lo cual os ofrece un montón de oportunidades al ampliar vuestro número de contactos. Muchas empresas reclutan a través de éste servicio y se publican cantidad de ofertas de empleo. Es gratis, así que, usadlo.

Si tenéis un portfolio o un blog personal, podéis añadir su dirección junto a las dos primeras. Cuanta más información aportéis sobre vuestro trabajo, mejor, siempre y cuando sea relevante. Si eres profesor de inglés y tienes un blog sobre el punto de cruz no hace falta que lo incluyas.

Otro tema que me ha dejado boquiabierta muchísimas veces: la foto. He visto de todo, desde selfies retocados con filtros de Instagram hasta caras recortadas de fotos de grupo en bares. Mal. La intención de colocar una foto en el CV es la de representar cómo somos, pero no vamos a mandarlo a ningún concurso de belleza. Con que se nos vea la cara y se muestre que somos personas aseadas y limpias, basta. Hoy en día todos tenemos cámara de buena resolución en nuestro móvil, así que pedidle a alguien que os saque una foto con un fondo de color claro, como una pared. Lo que viene siendo una foto de carnet hecha en casa. Sencilla, sin estredencias, seria. No va a ser vuestra foto de perfil de Facebook, así que no necesitáis que sea la mejor imagen de vuestra vida. También podéis optar por no incluir ninguna foto en vuestro currículum, al fin y al cabo no es algo estrictamente necesario.

Incluid una descripción sobre vuestra profesión debajo de todos los datos anteriores y antes de los siguientes. Yo he elegido “Periodista digital y creadora de contenido“. Escoged unas pocas palabras que sinteticen lo que hacéis. Es un punto fuerte visualmente hablando y que facilita la comprensión de tu experiencia mejor que el desglose posterior.

Debajo de tu información de contacto y tu foto,  mi recomendación es que escribas un pequeño resúmen sobre tí y sobre tu experiencia: lo que has aprendido, lo que puedes aportar, tus puntos fuertes… Que hables un poco sobre ti y lo que te diferencia del resto. Seguro que estáis acostumbrados a CV asépticos que no son más que una sucesión de puestos de trabajo y fechas. No es algo malo, es solo que… son todos iguales. En mi caso, lo que busco es destacar entre una masa ingente de CVs similares que no dicen mucho de los candidatos, así que opto por presentarme a mí misma en unas 6 o 7 líneas. Yo, por ejemplo, menciono que me apasionan las redes sociales y el blogging, y crear contenido fresco y original. Adaptadlo a vosotros y pensad en cómo queréis que os vean profesionalmente. Tomaos vuestro tiempo y no tengáis vergüenza a la hora de venderos a vosotros mismos, ese es el objetivo final. Si queréis, podéis echad un vistazo a algún ejemplo como los que tienen en esta web. Algunos de ellos tienen una descripción como la que yo os aconsejo.

Cuando tengamos eso decidido, debemos incluir nuestra formación académica. Aquí no hay nada en lo que innovar. Sin embargo, sí os diré algo: no es necesario que incluyáis todas las etapas académicas de vuestra vida. Los hay que se han licenciado en Turismo y en el CV ponen hasta el colegio en el que hicieron primaria. No hace falta. Si estás licenciado o graduado, se da por hecho que has completado la secundaria. Elegid el nivel superior de estudios que tengáis y parad ahí. Si tenéis un Master o un Doctorado, o algún formación académica superior sí es bueno que lo incluyáis.

Tras esto, incluiremos nuestra experiencia. Yo prefiero hacerlo de forma descendente, desde mi trabajo actual hasta el primero. No pongáis fechas vagas como años en general, poned el mes y el año en el que empezásteis y lo mismo para cuando acabásteis (o “Actualmente” si aún seguís haciéndolo). Junto a la fecha, yo pongo el puesto que desempeñé y la empresa. Tampoco es que inventara la pana, la verdad. Pero lo que sí me gusta incluir es una descripción de las tareas que conllevaban ese puesto de trabajo. Da una idea de tus compentencias y capacidades, y deja claro que las dominas. Intentad ser creativos en dos o tres líneas y, una vez más, vendeos bien, no os tiréis por lo bajo. Aquí también podéis apoyaros en ejemplos de CVs online o incluso en descripciones de puestos de trabajo que podéis encontrar en ofertas de emplo que se correspondan con ese puesto de trabajo. Ser creativos pero no inventéis, no vaya a ser que digáis que sabéis hacer algo de lo que no tenéis ni idea y después quedéis como unos incompetentes.

Me gustaría mencionar que NO es necesario que incluyáis todos y cada uno de los trabajos que habéis tenido. Elegid los que estén relacionados con el puesto al que aspiráis. Hay quien prefiere incluir todo para evitar que haya períodos de tiempo en blanco, pero sinceramente, en mi CV como periodista no voy a incluir todas las tiendas en las que he trabajado como dependienta porque a quien me quiera contratar como redactora le va a importar bien poco si se doblar ropa con destreza o cobrar en una TPV. Lo que sí incluyo es mi experiencia como profesora de inglés, porque pone de manifiesto mi nivel en ese idioma, lo cual puede interesar a mi empleador.

Tras detallar vuestra experiencia es interesante que incluyáis datos adicionales como idiomas o formación complementaria. Sed sinceros: si lo único que sabéis decir en inglés es cerveza, cómo te llamas y de dónde eres, no pongáis que tenéis un nivel alto. Es posible que si os seleccionan os hagan una prueba y es mejor no quedar como mentirosos. Si tenéis algún título, mejor que mejor. En cuanto a formación, podéis incluir cursos y talleres, como el Google Analytics para principiantes. No hace falta que sean títulos oficiales, podéis poner cursos online o gratuitos si con ellos habéis ampliado vuestros conocimientos en áreas relacionadas con vuestro sector.

Podéis añadir otros datos de interés, como el conocimiento del uso de herramientas  relacionadas como Adobe Photosop, programas de analíticas web, de edición de vídeo… Todo lo que sea útil y te añada valor. Podéis dejar fuera lo buenos que sois jugando a la petanca. Sé que parezco una exegarada, pero he visto cada cosa que os dejaría sin habla.

Para terminar, no hagáis un CV por fascículos. Si podéis sintetizar todo en un par de hojas, perfecto. Haced que sea sencillo y claro. NO utilicéis Comic Sans, por Dios os lo pido. No utilicéis colores de fuente estridentes. No os paséis poniendo florituras. Y sed diferentes. Poneos en la piel de la persona encargada de revisar montones de currículums cada día, ¿qué os gustaría? Pues seguramente algo conciso y no muy extenso que os permita haceros una idea rápida de la experiencia y conocimientos del candidato en cuestión. Pensad también en esa cantidad de CVs iguales, y enfocad vuestros esfuerzos en conseguir que el vuestro llame la atención, destaque, se salga de lo establecido. Esa es la clave.

Si no os creéis capaces de hacer uno desde cero, existen bastantes páginas web que os pueden ayudar poniendo plantillas a vuestra disposición como ‘Modelo currículum‘ o ‘Mi CV ideal‘. Echadles un vistazo y elegir el que más se adapte a vuestro estilo personal, seguro que acabáis teniendo un CV de diez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s